Agua mineral o agua de mar

Agua mineral o agua de mar

El agua mineral es muy preciada, precisamente por estos minerales. El H2O puro es el medio más idóneo para la circulación de los elementos que hacen posible la vida. Las aguas minerales que se comercializan tienen un residuo seco, esto es la proporción aproximada de minerales, de entre 0,05 y 0,30 gramos por litro. Todas ellas tienen una cantidad de minerales disueltos inferior a 0,50 gramos por litro.

¿Qué diferencia hay entre agua mineral y agua de mar?

El agua de mar supera a todas las aguas del planeta en virtudes minerales ya que tiene 36 gramos por litro, 120 veces más que las aguas minerales más mineralizadas y 700 veces más que las aguas, hoy tan de moda, de mineralización débil.

Los beneficios del agua de mar van mucho más allá de la reposición de minerales. Antes, durante y después del ejercicio. El agua de mar basa su poder curativo y preventivo en tres ejes. Estos ejes se mueven equilibradamente gracias a la información que le suministra el ADN marino.

¿Por qué tomar agua de mar?

  1. Recarga hidro-electrolítica. Como hemos visto, rehidrata al mismo tiempo que suministra la totalidad de los más puros y orgánicos minerales (electrolitos) en forma orgánica fácilmente asimilable, de manera que mejora el funcionamiento de nuestro organismo.
  2. Reequilibrio de la función enzimática. La que permite el funcionamiento de los mecanismos de autopreparación que rige el ADN y la salud.
  3. Regeneración celular. El agua de mar suministra a las células los elementos imprescindibles para su buen funcionamiento. Así el organismo vuelve al equilibrio homeostático, que se materializa en la regeneración de las células.

Además, el agua de mar facilita la inmunidad y nutre nuestro organismo. Tomándola de manera hipertónica es un antibiótico natural y bactericida. Además impide el desarrollo de bacterias patógenas, equilibra el pH y ayuda a que se asimilen los minerales, siendo así eficaz en el combate de muchas enfermedades.

[1] Concentración en miles de toneladas de elementos por milla cúbica de agua de mar.

 

Autor: Antón Ruanova

Cerrar menú

×
×

Carrito