Beneficios del agua de mar.

agua de mar

¿Por qué consumir agua de mar? ¿Qué es el agua de mar? ¿Vaya pregunta más sencilla no? Pues no, no es tan sencilla. El agua de mar es una solución coloidal perfecta de agua y minerales, con una concentración entre 35-36 g/l, lo hace que se pueda considerar beneficiosa para nuestra salud.

El agua de mar isotónica (diluida como la puedes encontrar en Artio) es prácticamente idéntica a nuestro medio interno, es decir al plasmo sanguíneo y líquido intersticial.

El agua de mar está llena de minerales y oligoelementos.

78 minerales y oligoelementos de la tabla de periódica están presentes en el agua de mar (y el cuerpo humano), aunque de algunos sólo podremos encontrar trazas.

En el agua de mar encontramos sodio, magnesio, azufre, calcio, potasio… el que mayor porcentaje tiene el Sodio.

Sodio (Na) Es el mineral mas importante de los fluidos corporales y del plasma sanguíneo. Protege al cuerpo de la excesiva perdida de agua y participa en multitud de funciones. En la contracción muscular, en la síntesis de ATP, en el transporte activo de la glucosa y aminoácidos en el interior del cuerpo, la trasmisión del impulso nervioso. Un elemento fundamental frente a calambres, diarrea, fiebre….

Magnesio (Mg) Alrededor de 70% lo encontramos en los huesos. E interviene en mas de 300 reacciones corporales. Beneficioso a nivel muscular, óseo, articular y previsor de calambres. Básico también en nuestro sistema nervioso central y cardioprotector.

Azufre (S) Es constituyente de todas las proteínas y forma parte de la composición de aminoácidos, ayudando a detoxificar el hígado. Además ayuda a eliminar metales pesados.

agua de mar
Circulo de interacción de los minerales.

Propiedades del agua de mar.

Es decir, al beber agua de mar, nuestro organismo se desintoxica, oxigena, alcaliniza, nutre y restaura. Entre los beneficios de tomar agua de mar, podemos destacar los siguientes:

  • Ayuda a nuestro organismo a procesar mejor los alimentos, evitando digestiones pesadas.
  • Ayuda en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
  • Elimina el exceso de acidez de las células del cuerpo.
  • Regula la presión arterial.
  • Ayuda a la regeneración celular.
  • Aporta dureza a los huesos (la deficiencia de sal, o consumir sal refinada, es una de las principales causas de la osteoporosis).
  • Regula el sueño.
  • El agua de mar hipertónica es un reconstituyente ideal. Ya se vende preparada y ayuda a recuperar una hidratación. En el caso de los deportistas es especialmente recomendada.

Como vimos hasta ahora, los beneficios del agua del mar van más allá de los propios minerales que aporta. Por ser éstos orgánicos y estar en la proporción correcta, su efecto remineralizador se multiplica porque permite que los minerales, la propia agua y otros nutrientes entren directamente en las células ayudando a paliar esos déficits carenciales que podamos tener.

El agua del mar y el deportista.

El efecto remineralizante del agua de mar también es definitivo para evitar otra situación a la que se enfrentan los deportistas: la hiponatremia, o sea una disminución de sodio en sangre. Una excesiva pérdida de sodio durante la actividad física intensa y/o de larga duración conduce a una bajada de la presión arterial. Esto conlleva una mayor fatiga y sensación de mareo e inestabilidad, con la consiguiente bajada del rendimiento.

agua de mar
Artio Pro, con un 20% agua procedente del mar es una de las soluciones idóneas para el deportista.

Otro efecto del agua oceánica que beneficia especialmente a los deportistas es que mejora nuestra capacidad de transporte de aminoácidos y glucosa al músculo. Así que además de llenar los tejidos de agua (tanto intra como extracelular) vamos a producir una mejor síntesis proteica y menor riesgo de lesión.

El agua de mar tiene, por tanto, una función anabólica y se considera como un pre-entreno ideal para sesiones de fuerza o alta intensidad. Porque la glucosa entra al músculo (en sangre o a nivel celular) a través de los receptores SGLT, que necesitan sodio para poder entrar.

Esto mismo aplica en deportes de resistencia, cuando la ingesta de carbohidratos es esencial para poder recargar el glucógeno muscular y mantener el rendimiento. Ese aporte de glucosa al músculo se facilita y mejora consumiendo agua procedente de mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *