Agua de mar durante el embarazo. ¿Cuáles son sus beneficios?

¡HASTA EL 7 DE ENERO EN TODAS TUS COMPRAS NUESTRA BOLSA ARTIO DE REGALO! 🎄🎅

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 20€*

Beneficios del agua de mar durante el embarazo

Gracias a las preguntas e interés que generó el directo de Instagram de hace unas semanas con Gemma Ruiz, hoy os traemos al blog un nuevo artículo escrito por ella misma para ahondar en la “Importancia y beneficios del agua de mar durante el embarazo y el parto”

Desde Artio, con mucho orgullo aprovechamos nuestro pequeño altavoz para que su amplia formación y experiencia ayudando a cientos de mujeres lleguen aún a más gente.

Artio Go es una de nuestras alternativas para una correcta hidratación.

“Los hábitos de vida saludables marcarán tu embarazo, parto y postparto. Cuida de tu salud y de la de tu hijo, es tu mejor regalo. La hidratación adecuada es uno de los pilares de tu vida.”

Hidratación y embarazo

La hidratación es fundamental durante todas las etapas de la vida, tengamos en cuenta que nada menos que un 65% de la composición corporal del adulto es agua. Y este porcentaje aumenta hasta un 85% en el recién nacido. De ahí que una correcta hidratación y composición del agua marcará el desarrollo, evolución y la fisiología del ser humano.

Pero no sólo es importante la cantidad con la que nos hidratamos, sino también la calidad y su procedencia. Las fuentes naturales de agua (mar, río, manantial) tienen una alta mineralización, es decir tienen todos los minerales necesarios para la vida. Esta fue la manera de hidratación durante toda la historia del ser humano… Hasta hace pocas décadas.

Todo cambia a partir de la comercialización del agua. Entran en escena las aguas de baja mineralización. Unas aguas cuyo consumo, sin cuestionar la oportunidad de su uso en determinadas circunstancias, no se debería generalizar.

Importancia de los minerales

Debemos entender que lo normal y saludable es la hidratación con aguas que nos aporten los minerales que necesita nuestro organismo. Para ello debemos fijarnos en el residuo seco, un indicador de la cantidad de minerales de un agua. Se determina eliminando el líquido, calentando el agua a 180ºC para conseguir su evaporación.

A más residuo seco, mayor mineralización del agua. Debemos buscar un residuo seco por encima de 200/250. Similar así a las aguas de origen natural, es decir el agua de mar, donde surgió la primera vida en el planeta Tierra.

Y es que, si hablábamos de que somos un 65% agua, es importante remarcar que esa agua no es de mineralización débil precisamente, sino fuertemente salina. Por eso es salada el agua que lloramos o sudamos, la que filtran nuestros riñones, la que expelen nuestras glándulas, la que circula por nuestras venas o la que forma nuestros depósitos linfáticos. Remarquemos en este contesto la composición de alta mineralización del líquido amniótico.

¿Cómo nos ayuda el agua de mar?

El agua de mar, gracias a su aporte de minerales orgánicos y biodisponibles, asegura que tanto la madre como el bebé dispongan de las cantidades de minerales que necesitan. De esta manera favorecemos la homeostasis, el equilibrio natural del organismo, y contribuimos a evitar posibles dolencias o molestias tradicionalmente asociadas al embarazo.

Unos hábitos de vida saludables y un cuidado global y personalizado son claves para gozar de una buena salud.

La historia personal de la madre y sus hábitos de vida hasta llegar a este embarazo son obviamente condicionantes. Y dentro de ellos se engloba la hidratación adecuada y complementada a diario y durante la actividad física con agua de mineralización fuerte.

Evitar la deshidratación de la embarazada.

Ante un proceso de deshidratación, la fisiología y regeneración celular se ven afectadas. El agua se encuentra en todos los tejidos y compartimentos corporales dando la calidad que cada uno de estos espacios y sistemas necesitan en función de la calidad de la misma.

Es importante señalar que las membranas que forman parte de las células y epitelios corporales de nuestro cuerpo tienen la calidad de ser semipermeables. Es decir, en función de la presión osmótica (presión entre disolvente/soluto) los líquidos y minerales irán de un espacio a otro. De donde hay mayor presión a donde hay menos presión.

Por lo que una hidratación fisiológica correcta, con todos los minerales que se necesitan y acorde a lo que el ser humano es desde sus orígenes, hará que el funcionamiento y regeneración de todas nuestras estructuras sean más saludables.

Dentro de la madre se está gestando una vida, y la calidad de sus tejidos, metabolismo y fisiología dependerá en gran parte de la calidad de los alimentos y líquidos que ingerimos.

Beneficios del agua de mar durante el embarazo.

El consumir agua de mar mezclada con agua mineral, es una composición isotónica de la misma osmolaridad que el líquido corporal. De esta manera no altera el equilibrio sistémico.

El correcto aporte de minerales y su biodisponibilidad para mejorar su asimilación, marcarán la calidad tanto del feto como de la embarazada, aumentando su potencial de salud. Evitará además cuadros de edema generalizados y calambres.

El agua de mar también puede ayudar en otros dos sentidos. Uno, contribuir a una mejor adaptación de la piel aportando mayor elasticidad y evitando así las estrías. Y dos, teniendo en cuenta que somos un sistema de mucosas, la calidad de las mucosas bien hidratadas marcará la variedad de la microbiota y por tanto la salud a nivel sistémico de madre y bebé.  Al ingerir agua de mar tendremos asegurado nuestro aporte básico de elementos como el hierro, el calcio, el potasio o el magnesio, tan importantes durante el periodo de embarazo.

Beneficios del agua de mar durante el parto.

La hidratación con agua de mar genera menos sensación emética, ya que su composición es bien tolerada por el tubo digestivo.

Al no llevar azúcar, el metabolismo de la insulina/glucosa del feto no se ve alterado durante el trabajo de parto y sus primeras horas de vida.

Además, al tratarse de un líquido isotónico, no supone ningún riesgo por si surgiera una emergencia obstétrica y hubiera que anestesiar a la paciente.

Beneficios del agua de mar durante la lactancia.

Líquido por excelencia para la madre, ya que será el sustrato mineral de la composición de la leche materna.

El tejido mamario está formado entre otros tejidos por mucosas y microbiota. Ambos elementos y sus posibles alteraciones están relacionados con una adecuada hidratación con líquidos isotónicos y de mineralización adecuada.

Asimismo, consumir agua de mar ayuda a reactivar con más facilidad el sistema mamario y segregue leche materna de mejor calidad y en mayor cantidad.

Por si fuese poco, una hidratación de calidad es fundamental en la prevención y tratamiento de las mastitis.

¿Quién es Gemma Ruiz?

Gemma Ruiz Crespo es una Matrona Global, centrada en el cuidado de la mujer en todas las etapas de la vida, y realiza Coaching Gestacional, acompañamiento durante la gestación y el parto, con un abordaje global e integral.

Gemma Ruiz, en su perfil de instagram comparte contenido de tanto interés como este artículo.

Además de Matrona es Osteópata y Psiconeuroinmunóloga. Realiza su abordaje en el ámbito Hospitalario y en su Consulta.

´88/91 Grado en Enfermería, La Rioja.

´97/99 Matrona asistencial, La Paz (Madrid).

´09/14 Master en Osteopatía, Universitat Pompeu Fabra (Barcelona).

´15 Postgrado en Osteopatía Pediátrica, Universitat Pompeu Fabra (Barcelona).

´19/20 Postgrado en Psiconeuroinmunología, EIU School.

´16/21 Formación en Osteopatía Biodinámica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *