Electrolitos, ¿sabemos realmente que son?

Electrolitos ¿sabemos realmente que son?

¿Qué son los electrolitos?

Los electrolitos son minerales que circulan por la sangre. Estos minerales también se encuentran en los jugos gástricos, las heces, la orina y los tejidos del cuerpo. El sodio, principal componente de la sal, es un ejemplo de electrolito. Otros ejemplos son el potasio, el calcio y el magnesio.

Los electrolitos contribuyen a realizar muchas funciones diferentes del cuerpo:

  • Controlan el funcionamiento de los nervios y de los músculos
  • Equilibran la cantidad de agua que hay en el cuerpo
  • Equilibran el nivel de ácido del cuerpo

Los riñones mantienen el equilibrio correcto de electrolitos en su sangre. Tener un déficit de electrolitos puede causar problemas de salud. Por el contra, el exceso de estos sería casi imposible de darse, puesto que los minerales son hidrosolubles y se excretan a través de la orina.

Electrolitos ¿sabemos realmente que son?
Electrolitos formados por: Magnesio, sodio, calcio….

¿Qué causa un problema de electrolitos?

Tu cuerpo puede presentar un desequilibrio electrolítico si:

  • Tienes muchos vómitos y/o diarrea (caca frecuente, suelta o acuosa)
  • Sudas mucho en un día caluroso o haciendo deporte
  • Bebes demasiada agua de baja mineralización
  • Te hidratas insuficientemente
  • Consumes determinados medicamentos
  • Padeces ciertas enfermedades del corazón, el riñón o el hígado

¿Cuáles son los síntomas de un problema electrolítico?

En unas primeras fases, y esto es lo preocupante, puedes no sentir síntomas. El cuerpo tiene siempre al equilibrio, a la homeostasis, y para ello recurrirá incluso a retirar minerales de nuestro mayor depósito en el organismo: los huesos.

Si la situación es continua en el tiempo, los síntomas dependen mucho de qué electrólito está descompensado. Pero, en general, las sensaciones son de:

  • Sentirse débil y cansado
  • Tener calambres o espasmos musculares
  • Mostrarse confundido, niebla mental
  • Tener latidos cardíacos irregulares
Electrolitos ¿sabemos realmente que son?
Durante la práctica deportiva, los electrolitos cobran vital importancia.

Introducción al electrolito.

Más de la mitad del peso del cuerpo corresponde a agua. Los médicos piensan en el agua del cuerpo como restringida a diversos espacios, llamados compartimentos de líquidos. Los tres compartimentos principales son

  • Líquido intracelular
  • Líquido extracelular
  • Sangre

Para funcionar con normalidad, el organismo debe impedir que los niveles de líquido varíen demasiado en las zonas que contienen dicho líquido.

Algunos minerales, en particular los macrominerales (macroelementos, minerales que el organismo necesita en cantidades relativamente grandes), son importantes como electrolitos. Los electrolitos son minerales que llevan una carga eléctrica cuando se encuentran disueltos en un líquido tal como es la sangre. Los electrólitos sanguíneos (el sodio, el potasio, el cloro y el bicarbonato) ayudan a regular el funcionamiento de los nervios y de los músculos, así como a mantener el equilibrio ácido-básico y el equilibrio hídrico.

Los electrolitos, sobre todo el sodio, ayudan al organismo a mantener niveles adecuados de líquido en estos compartimentos, ya que la cantidad de líquido presente en un compartimento depende de la cantidad (concentración) de electrólitos. Si esta concentración es alta, el líquido entra en el compartimento (un proceso denominado ósmosis). Del mismo modo, si es baja, el líquido sale. Para regular los niveles de líquido, el organismo puede introducir activamente electrolitos en las células o expulsarlos de ellas. Por lo tanto, para mantener el equilibrio hídrico entre los compartimentos, es importante tener las concentraciones adecuadas de electrolitos (lo que se denomina equilibrio electrolítico).

Los riñones ayudan a mantener las concentraciones de electrólitos filtrándolos, junto con agua, desde la sangre, devolviendo algunos al torrente sanguíneo y eliminando los excedentes en la orina. Así, los riñones contribuyen a mantener un equilibrio entre la ingesta diaria y la eliminación de electrólitos y agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?
1
¿Tienes alguna duda?¡Cuéntanos!
¡Hola! ¿Tienes alguna duda! Cuéntanos y te ayudamos.