¿Qué es la flexibilidad metabólica?

flexibilidad metabolica

Un nuevo término que está sonando con mucha fuerza es la llamada flexibilidad metabólica. Hablamos de flexibilidad metabólica como la capacidad y eficiencia del cuerpo para usar los diferentes sustratos energéticos (grasas o azucares) según la demanda metabólica.

Como bien hemos hablado en diferentes posts, el cuerpo humano utiliza principalmente dos fuentes de energía: la glucosa y la grasa. Dos motores que deben funcionar al unísono.

Decimos que hay flexibilidad metabólica cuando el cuerpo usa los diferentes combustibles de manera eficiente y se retrasa la aparición de la fatiga, sobre todo en deportes de resistencia. No hay demanda constante de glucosa, cosa que reduce las ganas constantes de comer dulces. El cuerpo quema glucosa, evitando picos de azúcar en sangre, después de comidas ricas en carbohidratos y utiliza la grasa como fuente de energía sin sufrir hipoglucemias en ayunos prolongados.

¿Y de qué depende la flexibilidad metabólica?

  1. Digestión de alimentos.
  2. Absorción de nutrientes en el aparato digestivo.
  3. Transporte sanguíneo.
  4. Captación de nutrientes en el músculo.
  5. Metabilismo mitocondrial.
  6. ATP ( moneda energética)

Qué ventajas tiene un cuerpo con mejor flexibilidad metabólica.

A menor intensidad se consume más grasa, y a mayor intensidad más glucosa. Si la intensidad se mantiene se agotarán las reservas de glucógeno y aparecerá la fatiga muscular. Mientras más tarde este momento en llegar, mayor será la flexibilidad metabólica.

El cuerpo humano almacena unas 2.000 calorías en las reservas de glucógeno y más de 100.000 calorías en las de grasa.

La ingesta de bebidas que te ayuden a una reposición idónea y “limpia” será clave.

Desde el punto de vista evolutivo tiene bastante sentido. Nuestros ancestros caminaban durante horas buscando comida (baja intensidad) y puntualmente corrían para cazar una presa o huir de un peligro (alta intensidad).

El estilo de vida sendentario y la pirámide nutricional impuesta durante años en la que los cereales han tenido un papel fundamental, nos ha convertido en auténticas máquinas de quemar glucosa.

Alguien con buena flexibilidad metabólica es capaz de usar fácilmente la energía más disponible:

  • Después de una comida alta en carbohidrato su cuerpo quema más glucosa, evitando elevaciones excesivas del azúcar en sangre. La glucosa no utilizada se almacena rápidamente en el músculo o en el hígado.
  • Después de una comida alta en grasa se eleva el uso de grasa como energía, conservando glucógeno y minimizando la grasa almacenada.
  • En ayunos prolongados  utiliza principalmente grasa como combustible, sin sufrir hipoglucemias ni sentir hambre a las pocas horas. Entra fácilmente en cetosis y minimiza la pérdida muscular incluso después de varios días sin comer.
  • Al entrenar utiliza un elevado porcentaje de grasa a todos los niveles de intensidad. Esto le permite ahorrar glucógeno y mejorar su rendimiento. Recluta rápidamente el glucógeno para esfuerzos elevados.

La vida es maravillosa con flexibilidad metabólica.

Por ello, si quieres recuperar la flexibilidad de tu metabolismo te recomendamos que adoptes un estilo de vida saludable, te muevas y camines más, priorices la comida real en lugar de productos procesados. Las mejores noticias es que la flexibilidad metabólica se puede mejorar, trabajar y entrenar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?
1
¿Tienes alguna duda?¡Cuéntanos!
¡Hola! ¿Tienes alguna duda! Cuéntanos y te ayudamos.