La importancia de la hidratación y la mineralización en el deporte

importancia hidratación

Hacer ejercicio es fundamental en nuestro día a día para mantener una buena salud tanto física como mental. Pero su práctica debe ir acompañada de otros cambios en nuestra vida que nos ayuden a disfrutar de todos sus beneficios. Entre estos, es muy habitual hablar de una alimentación sana y equilibrada, pero muchas veces nos olvidamos de otro concepto clave:  la importancia de una buena hidratación y mineralización en el deporte. En el blog de hoy queremos hablarte de cómo conseguirlo para que saques el máximo partido a tus entrenamientos.

 

Funciones de la hidratación y la mineralización en nuestro cuerpo

 

  • La hidratación

El agua es un elemento fundamental para nuestro organismo y su correcto funcionamiento. De hecho, el aporte hídrico es incluso más indispensable que el aporte energético (proveniente de la alimentación): un organismo puede hacer ayuno durante algunas semanas, pero no puede estar sin agua durante más de 48 horas sin provocar trastornos muy graves o, incluso, la muerte.

Esto es debido a que cumple funciones muy importantes en nuestro cuerpo. Entre otras, ayuda a la refrigeración, controlando y nivelando la temperatura corporal y evitando que esta suba en exceso. En el deporte esta regulación es de vital importancia, ya que durante el ejercicio el 75% de la energía que empleamos se disipa en forma de calor. Además, también ayuda a la eliminación de desechos metabólicos, activa las enzimas esenciales para suministrar la energía que necesita el cuerpo y es fundamental para el transporte y la absorción de nutrientes. Así mismo, también ayuda a la lubricación de las articulaciones y proporciona soporte estructural a los tejidos.

  • La mineralización

La mineralización es otro proceso clave en nuestro día a día, ya que representan entorno al 5% del peso corporal del organismo y son vitales para el buen funcionamiento del cuerpo: ayudan a la correcta formación de los huesos, la regulación del ritmo cardíaco, la producción de hormonas y la conversión de alimentos en energía, entre otras muchas cosas.

Por tanto, podemos decir que la correcta hidratación y mineralización de nuestro organismo será nuestra gran aliada  a la hora de ponernos a realizar una actividad física de manera segura para nuestra salud.

El aumento de sudoración, así como factores ambientales como las altas temperaturas o la humedad, harán que se agilice el proceso de pérdida de agua y sales minerales, por lo que es fundamental mantenerse bien hidratados para evitar posibles golpes de calor, bajadas de tensión y otros problemas derivados de la actividad física.

 

Hidratarse y mineralizarse al hacer deporte es muy importante

 

¿Cómo lograr una buena hidratación y mineralización en el deporte?

La hidratación y mineralización en la actividad física depende de muchas variables, ya que influyen factores como el tipo, la intensidad y la duración del deporte a realizar, las características ambientales y las cualidades propias de cada persona (las necesidades hídricas variarán en función de su edad, sexo, tipo de sudoración…).

Una mala hidratación o mineralización puede provocar una disminución del rendimiento físico y un aumento del cansancio, así como derivar en otros problemas propios de la deshidratación (náuseas, vómitos, dolor de cabeza, calambres, golpes de calor…).

Para evitar estos efectos y tener un buen rendimiento deportivo, los expertos recomiendan mantener un equilibrio hídrico constante, aunque no se tenga sed, ya que esta es un síntoma de alerta que activa nuestro organismo para indicarnos que el cuerpo comienza a estar deshidratado y falto de minerales.

Para esto, es fundamental preparar el cuerpo antes, durante y después de la actividad física.

 

Hidratación y mineralización previas al ejercicio

La hidratación y mineralización previas al entrenamiento ayudan a preparar el cuerpo para el esfuerzo que se va a realizar. Beber medio litro de agua o de bebida isotónica en la hora previa al ejercicio, unido a una alimentación equilibrada, ayudará a generar una correcta cantidad de electrolitos en el organismo, necesarios para obtener un buen rendimiento.

 

Hidratación y mineralización durante el ejercicio

El objetivo en este momento será compensar las pérdidas de líquido y de sales minerales que se producen a través del sudor. Esto es fundamental en aquellos deportes que conlleven una actividad física muy fuerte y prolongada, ya que ayudará a calmar la sensación de fatiga y ayudará a que el organismo se recupere constantemente.

Para esta tarea, las bebidas isotónicas son el mejor aliado. Artio, gracias a su elaboración a base de agua de mar, contiene 78 minerales y oligoelementos diferentes que te ayudarán a mantenerte hidratado y mineralizado; evitando los incómodos calambres, mejorando tu resistencia y aumentando tu concentración para que obtengas los mejores resultados. Además, gracias a su formulación natural, todos sus minerales son orgánicos y biodisponibles, lo que hará que se absorban de manera inmediata al entrar en tu organismo y te evites sobrecargar al estómago o tener molestias en esa área.

Puedes tomar como referencia una ingesta de 200 ml de Artio cada 20 minutos de actividad. O lo que es lo mismo: ¡dos o tres sorbos de salud para tu organismo cada media hora!

 

Hidratación y mineralización post-entrenamiento

Es fundamental, sobre todo durante la hora siguiente a la finalización del ejercicio, continuar cuidando tu cuerpo para que se recupere correctamente. Los expertos recomiendan beber un volumen de líquido igual a 1,5 litros por cada kg perdido.

 

Artio es una bebida isotónica que te ayudará a hidratarte y mineralizarte

Consejos para hidratarse y mineralizarse correctamente mientras se hace deporte

Cada tipo de deporte es diferente y así lo es también el tipo de impacto que tiene en el organismo. No obstante, queremos darte una serie de consejos generales aplicables a cualquier práctica deportiva que esperamos que te sean de ayuda para obtener el mejor rendimiento en el ejercicio físico.

  • Bebe en pequeños sorbos y de manera regular: así te mantendrás hidratado y mineralizado durante todo el proceso.
  • Evita beber en momentos de alta frecuencia respiratoria (hiperventilación) ya que el organismo tiene una mayor demanda de oxígeno para mantener el ritmo y le estaríamos privando de él. Además, es muy habitual sufrir de efectos secundarios si se bebe durante este período, como mareos o molestias en el estómago.
  • La sed es un síntoma de deshidratación tardío: indica que el cuerpo ha perdido un 1%-2% del agua corporal. ¡Evita llegar a esta situación!.
  • Lleva siempre contigo una botella con líquido, así te asegurarás de poder mantenerte hidratado en todo momento.

¡Prueba Artio!

En nuestra web te ofrecemos varios formatos para que puedas escoger el que mejor se adapte a tus gustos y a tus necesidades. Además, ahora te lo llevamos dónde tu quieras con nuestro servicio de venta online.

Si quieres conocer más consejos sobre salud en el deporte, permanece atento a nuestro blog. ¡Nos leemos pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *